El perfil del amor

Perfil del Amor, 80 x 120 cm, acrílico sobre tela

Ixchel, mujer arcoiris

acrílico sobre tela, 70 x 40
Ixchel es la diosa maya del amor, de la gestación, de los trabajos textiles; se asocia con la luna y con la medicina. Su nombre significa mujer arcoiris y en algún lado leí que se le asocia con la pintura, seguramente por que la luz se compone o descompone en los colores del arcoiris. Esta imagen la trabajé para una convocatoria de un encuentro de mujeres entre México y España, pero al parecer el concurso se disolvió o quién sabe qué pasó pero no pude contactar a las organizadoras para saber cómo enviar la obra. De todos modos era muy pequeña para competir, y de eso me di cuenta después de bastante avanzado el cuadro. Lección #1 sobre convocatorias, leer atentamente las bases.
El fondo dorado está pintado con una mezcla de acrílico dorado y polvo de oro haciendo guiño a los retablos católicos.

Apariciones y seres extraordinarios


Escondidas en estas imágenes están las ideas ambivalentes sobre la maternidad. La aparición de un ser que anuncia la maternidad o la llegada de la menstruación o de la menopausia, no son sentidas con alegría ni entusiasmo. Los ciclos nos recuerdan nuestro lugar de madres que a veces nos limitan en nuestro desarrollo. Los hijos a veces nos parecen seres extraños a quienes tenemos que cuidar posponiendo así nuestro propio vuelo. Estas emociones no están alineadas con una oposición a la maternidad sino que son complemento de las otras imágenes positivas y amorosas que son las que la publicidad y otros círculos de influencias favorecen de manera desproporcionada.

Vulva milagrosa

óleo sobre papel, 90 x 60
El aspecto femenino de un ser humano está en discusión. ¿Qué es lo que nos vuelve mujeres? Si nuestro aparato reproductor lo separamos de nuestro cuerpo, aquí representado sólo por la vulva, ¿cuánto pesa en nuestra percepción de ser mujeres?

la felicidad

óleo sobre tela, 40 x 50
La eterna búsqueda de la felicidad. Y de tantos otros ideales que andan flotando en nuestras mentes, que compartimos o no, con distintos grados de adicción. En esta caída libre que es la vida, hay ciertos conceptos que no son otra cosa que amalgamas amorfas de cosas irracionales que se nos presentan como imprescindibles.

My heart goes out to you

óleo sobre tela, 80 x 60
We think we are so different from each other. We see the other as ugly, perhaps only because they are different to our appearance or to what we are used to see. We carry so many ideas about the others, and we don't see how weird we ourselves are.

Recuerdos de la costa

óleo sobre tela, 120 x 80
Este cuadro fue el primero que realicé después de un viaje a Chile. Durante ese viaje acampé con algunos miembros de mi familia en un playa en el norte en una convivencia muy cercana con la naturaleza pero también con la familia. Este cuadro es un enjambre de relaciones y metáforas entre el mar y la costa en donde "alojé" las percepciones de los seres cercanos con sus dispares temperamentos. En la familia encontramos una variedad de seres tan extraños a nosotros como lo son los seres que encontramos en la arena a la orilla de la playa. Me recuerda "El grito" y otras obras de Munch donde se representan las relaciones como hilos emocionales, con una cosa como algas o ramas, o fluidos. Aquí todos esos hilos confluyen en una luz a la izquierda abajo del cuadro, referencia al reflejo del sol en el mar, los impresionistas y su propuesta naturalista. Tenemos aquí entonces una composición de referencias de la memoria personal, aspectos emocionales humanos que compartimos, por medio de la memoria plástica.