Espiral amarilla


Anaranjados adornando azules
bailando bajo brillos.
Con cuidado, caracoles!
Dos de Dios,
en esta estación
forman fueros feroces.
Ganan grandes giros
hasta hacerse humo,
inventando infinitos iguales.
Jugando juntos, jajajajaja.

(no disponible)

México lindo y querido

¿Quién me tiene este cuadro?

Dibujo de modelo



Dibujo de modelo.

Dbujo de modelo





Dibujo de modelo.

Pareja en los cerros

Pareja tatuada


El príncipe.

Se llama Azir y tiene una historia cortita: él era príncipe, o por lo menos eso parecía ser, de un reino que ya no existía. La corona no es una corona, sino parte de su cuerpo. Es difícil de explicar. La cosa es que todos en su reino habían emigrado y él decidió ir hacia donde se fueron todos. Y entonces los Dioses pensaron que ya que había perdido su reino y no iba a ser útil allí, podrían crear una mujer de la cual él se enamorase, para que pudiera entender sobre algunas cosas invisibles y tal vez seguir gobernando en este nuevo mundo a donde todos habían llegado, esta vez con mayor visión. También había otro grupo de dioses que pensaba que no sería bueno para nadie que él se enamorase porque esto implicaba que perdería su corona y su capacidad de pensar aisladamente. Al final, la discusión la ganaron los dioses que no querían crear una mujer de la cual Azir se enamorase.

(luego se llenó de tatuajes y las mariposas lo seguían...)

Pareja velada



Ofrenda de flores



La reina




Ideas para volar


la musa



ideas verdes